La educación en línea

La educación en línea es una realidad hoy en día, pero ¿estamos preparados para tomas clases frente a un dispositivo electrónico? y más aún, ¿estamos preparados como docentes en línea, diseño instruccional y administración de plataforma educativas en línea?

Tenemos acceso a múltiples plataformas educativas, desde educación básica, media y superior, todos ellas nos presentan un reto, ya no más instrucciones personales, ya no más maestros que nos indiquen las tareas, no hay un aula ni horario determinado para estudiar o atender la clase.

Esto nos lleva a algo muy sencillo: LA DISCIPLINA, sin ella no podremos avanzar en la educación en línea, se nos hará tediosa y la abandonaremos; tanto educandos como educadores.

Necesitamos, como diseñadores instruccionales, crear "un ambiente virtual amigable", suena extraño pero así es. Sin un entorno gráfico y navegable amigable, sin instrucciones claras, precisas y sencillas, no podemos "enganchar a nuestros educandos".

Tanto las viejas como las nuevas generaciones debemos aprender una disciplina nueva, la educación en línea. El lenguaje en las redes sociales, dejar frases entrecortadas como telegramas mal redactados, no ayuda a la educación en línea, debemos tomarlo con seriedad, debemos ser claros, objetivos y concisos.

Espero nos puedan apoyar con algunas otras ideas para el reto que enfrentamos a la #digitalización educativa.

  • Octubre, 2016
  • Admin
  • Blog

Del análogo al digital

¿Recuerdan en sentimiento que despertaba hacer un boceto en papel, borrar, volver a escribir, ponerle notas al margen y volver a borrar?

O tal vez tomar el pincel, darle una chupada (yo lo hacía) tomar la pintura goache y deslizarlo sobre la cartulina o papel?

Hay muchas cosas que realizamos en al era análoga del diseño gráfico que ahora solo que en nuestros corazones, al menos en los diseñadores que tenemos medio siglo en esta disciplina de las artes.

Si porque es un arte que ahora lo han mecanizado, volviéndolo digital, tratando que la tableta, el ratón y la pantalla nos den la respuesta.

Pocos recodarán cuando para hacer un folleto, catálogo o libro requeríamos hacer un cálculo tipográfico, realizamos ajustes a las líneas de texto con pegamento y un exacto.

Los sistemas computacionales han hecho más fácil la vida del diseñador, el retoque fotográfico ya lo podemos hacer sin necesidad de explicárselo y marcarlo al negativero donde algunos eran unos verdaderos artistas y cirujanos plásticos con los negativos.

Todo esto no crea mejores diseñadores, al contrario, creo que la mayoría a perdido un par de cosas: hacer las cosas con el corazón y la mente para comunicarnos una idea y dedicarle el tiempo y el análisis al problema antes de tomar el lapicero, perdón el mouse.

  • Septiembre, 2017
  • Admin
  • Blog